domingo, 5 de junio de 2011

Capitulo 2:

llegue justo cuando toco la campana, si no lo que me faltaba “saltarme” la primera clase y que encima me pusieran un retraso...
gracias a dios la profesora todavía no había llegado, entre intentando no llamar mucho la atención, justo cuando me senté el la mesa Vanessa empezó a acribillarme a preguntas del tipo: ¿dónde has estado esta hora?¿qué pasa te has quedado dormida, o has perdido el autobús? Y mientras que llegaba o no la profesora le empecé a contar lo que me había pasado, que había perdido el bus porque habían cambiado el horario, que me confundí de edificio y que me tropecé con un chico y que se le cayeron todos los papeles que llevaba al suelo pero que era un chico majísimo y que nos entretuvimos hablando y que habíamos quedado para que le enseñase el instituto este recreo, después de eso, sin dejarme terminar Vanessa dijo:
-¡madre mía!¡no me lo puedo creer! tía tienes una cita dentro del instituto y no solo eso si no que además la tienes el mismo día que lo conoces ¡eres mi idola! Por cierto ¿qué pasa? ¿es que es nuevo?
-Vane ¿otra vez? ¡no es una cita! Ni siquiera se puede considerar una quedada, solo le voy a enseñar el instituto, y si es nuevo, y volviendo al tema, apenas le conozco ¿cómo quieres que tenga una cita con el?
-chica y yo que se... ¿y no es muy tarde para que venga un chico nuevo?
-ya pero es que a su padre lo acaban de trasladar aquí
-¿y en que trabaja?
-pues la verdad, no lo se
- bueno que mas da, creo que mientras que tu estés con el yo me voy a ir con Enrique en el recreo, que tengo ganas de estar con el.
¡es verdad! Se me olvido decir que Vanesa esta con Enrique, el jugador numero uno de nuestro equipo de fútbol, ella lo describe como “un Cristiano Ronaldo en versión joven” llevaban ya 7 meses juntos y eran la pareja mas perfecta que hasta ahora había conocido, se querían muchísimo y me alegraba muchísimo por Vane.
-bueno pero si queréis podéis venir así le conocéis
-no, además quiero pasar mas tiempo con el, últimamente con los exámenes y los partidos no le veo el pelo ¿por qué no se lo preguntas a Elisa o a Sonia?
-ok como quieras por cierto ¿dónde están?
-Elisa esta en clase de portugués con Sonia ¿no te acuerdas?
- es verdad, ya no me acordaba...
llego la profesora, con una notable prisa puesto que la clase había empezado hace diez minutos, nos llamo la atención un par de veces, las normales, en lo que quedaba de clase intente evitar el tema de Adam, no quería hablarlo, y a Vane pareció olvidársele. Mejor, mucho mejor, que haya vuelto a sacar el tema de los novios me había echo recordar a Paulo, mi ex, ha pasado ya muchísimo tiempo desde que me dejo, aun sigo pensando en el, pero lo tengo superado, o eso creo, pero si tan superado lo tengo ¿por qué se me llenan los ojos de lagrimas cada vez que lo pienso? Quizás porque fue mi primer amor, ese que nunca se olvida... pero no hace falta olvidar, solo quiero dejar de llorar por algo que no puedo cambiar, quizás sea por eso, porque no puedo cambiarlo, pero deja de pensarlo, lo hecho, hecho esta, lo tengo superado y punto.
Cuando sonó el timbre tenia los ojos vidriosos, por lo que recogí mis libros sin dejar de mirar hacia el suelo, para que mi amiga no lo notase, en silencio salí de la clase con mi compañera siguiéndome, no deje de mirar para abajo.
-Ele...¿te pasa algo?
-nada, solo tengo sueño
-¿seguro?
-¡¡¡¡Siiii!!!!
-¡bueeeno! ¿y ahora que hay?
-lengua me parece...
-ok, oye ¿vas a ir a la fiesta que da Luisa la semana que viene?
-¿da una fiesta?
-si, me ha dicho que si queremos ir las cuatro podemos
-sabes que no me llevo demasiado bien con ella
-ya pero eso no importa ¡todo el mundo va a ir!
-no lo se, no tengo muchas ganas
-a ver, creo que no he dicho bien la ultima frase: todo el mundo que es ALGUIEN va a ir
-pues será que yo no soy ¡NADIE! Y no me importa, siempre me aburro muchísimo en esas fiestas
-¿y que? Lo importante es que te vean, además a lo mejor conoces a alguien...
De nuevo esa sensación, un pinchazo en el corazón, un escalofrío por todo el cuerpo, se me llenaron de nuevo los ojos de lagrimas, pensé que se me caerían los libros que llevaba en los brazos al suelo, los apreté fuertemente contra mi pecho y volví a mirar al suelo dejando que mi pelo rubio hiciese una cortina en Vanesa y yo, con una voz mas baja, casi inaudible dije:
-yo no quiero conocer a nadie.
-Lo siento Ele yo creía que ya...
-no, créeme ya esta, pero  no se lo que me pasa hoy...
-lo siento
mi amiga me había leído los pensamientos como si de un libro abierto se tratase, anduvimos en silencio otra vez hasta el edificio 6 para dar la clase de lengua. Demasiado silencio, intente romperlo pero no pude, no fui capaz, no levante la vista del suelo y me volví a chocar de nuevo, por segunda vez en la mañana, otra vez choque con sus ojos verdes como valles en primavera, choque con su pelo rubio, lacio, con su blanca piel, con la dulce sonrisa que dibujo nada mas verme, choque con el, con Adam, esta vez no nos caímos al suelo, lo que fue un alivio,
-¡Hola! Que sorpresa ¿no? al final va a resultar que esto no es tan grande, oye, ¿te pasa algo?
¡Mierda! No quería que el me notase que estaba triste, el no, no se porque, no quería que me viese así...
- no nada, solo estoy algo cansada. Por cierto, esta es Vanessa, Vanessa este es Adam
-encantado
-¡mucho gusto!
Se dieron dos besos y el y yo seguimos hablando.
-bueno ¿sigue en pie lo del recreo no?
-¡por supuesto!. Dije con una pequeña sonrisa. Pero nos tenemos que ir o llegaremos tarde
-de acuerdo ¡nos vemos!
Me había alegrado verle, ya no estaba tan triste. Justo en la entrada de la clase nos esperaban Elisa y Sonia que estaban hablando de algo de una tienda por lo que pude oír, ellas no se llevaban demasiado bien pero intentaban no tirarse de los pelos sobretodo por parte de Sonia, que aborrecía la violencia por encima de todo, para ella no había nada como la paz.
-¡hola chicas!¿de que hablabais? Pregunto Vane
-nada estábamos hablando que seria bueno que fuésemos a esa tienda nueva que han abierto hace poco en el distrito comercial a comprarnos algo para la fiesta de Luisa. Respondió Elisa mientras se le iluminaban los ojos de la emoción.
-yo... no creo que vaya a ir...
-pero igualmente vendrás a ver la tienda ¿no?. dijo Sonia
-hombre, digo yo que por mirar no pasa nada
-si, a ver si así me ayudas a escoger algo para mi ¿vale?
-y porque no te ayuda Elisa, se le da mejor que a mi
-bueno, porque no. dijo Elisa. Pero no se si a ella le gustara lo que yo elija
-estoy segura de que si. Dibuje una amable sonrisa y entre en la clase dejando a mis amigas detrás de mi, cuando fui a sentarme a mi mesa, el culo de Sandra, la actual novia de Paulo, la ocupaba casi por completo, y hoy no estaba para soportar a nadie y mucho menos a esa... asquerosa, estaba hablando con Miriam, su “mega-amiguita” no soportaba a ninguna de las dos, así que salte con todo mi mal humor:
-oye tu esa es mi mesa, o que pasa ¿tambien la quieres?
-¿cómo dices? Me dijo ella con un tono mas pijo imposible
-que te quites de mi mesa o habrá consecuencias
-jajaja ¿y que vas a hacer?
-no quieras saberlo “bonita”
-no dime, ¿qué vas a hacer? ¿me vas a pegar?
-no,¡te voy a deformar la cara de tal manera que no te van a reconocer ni en tu casa!.
¿enserio estaba de tan mal humor? Normalmente le digo cuatro cosas y la dejo con la palabra en la boca pero esa mañana pensaba muy enserio hacer lo que decía. En ese momento entro Paulo, seguido de su grupo de amigos y el profesor, que nos separo, amenazando en ponernos una amonestación si esto se repetía, y lo sentía, no solía tener tan mal genio, pero no pude evitarlo...


que tal les ha parecido el segundo capitulo? espero que les haya gustado ¡gracias por leerlo! Dejad vuestro comentario pliss!! :)

3 comentarios:

  1. http://meaburroquepasa.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. lol memola jo que genio tiene aves esta chica jaja

    ResponderEliminar
  3. mola un monton!!!se te da mu bn escribir!pasate por mi blog,esq tamb escribo una istoria: http://laslocurasdenoelia.blogspot.com/

    ResponderEliminar